¿Te casaste con un coreano?

“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos,
ni vuestros caminos mis caminos, dice Jehová.
Como son más altos los cielos que la tierra,
así son mis caminos más altos que vuestros caminos,
y mis pensamientos más que vuestros pensamientos”.
Isaías 55:8-9

Muchos de ustedes me han preguntado cómo fue que me casé con un coreano, algunos con pena pero todos ganas de matar la curiosidad, he aquí mi respuesta:

Algunos empiezan a conocer Corea por el K-POP, otros por los Doramas… yo empecé a conocer este país por su idioma sus caracteres me parecían tan hermosos que me dije a mi misma “Mi misma, tenemos que aprender a leer eso”. Así me empecé a acercar a Corea y su cultura.

Empecé a amar ambas naciones coreanas y también a desear ir. Hace más de 11 años he soñado con ir a SurCorea, comer kimchi (comida típica) y hablar e interactuar con la gente de allá más que cualquier otra cosa.

En mi corazón estaba ese sueño y si lo quería alcanzar tenía que ser disciplinada y seguir los caminos que me llevaran a él… como estudiar idiomas porque ellos te ayudan a abrir puertas que ni te imaginas y acercarme a los extranjeros así no fueran coreanos para habituarme a otras culturas. Eso sí, nunca jamás se me pasó siquiera por la mente casarme con un coreano. Firmemente creo que Dios conoce los deseos del corazón de los suyos, por eso conocía los míos así yo misma no los supiera, yo me imaginaba un sueño para mí pero Dios sobrepasó en gran manera este sueño, creo que mi sueño ante sus ojos era muy pequeño.

Empecé a ser tutora en el  programa de Español como lengua extranjera de la Universidad Pontificia Bolivariana y empecé a aprender coreano como pudiera así muchos me dijeran que estaba loca y que esa lengua “pa´que”, estudiaba con las uñas porque no había mucha información pero aprendí a leerlo así no supiera  lo que significaba.

A veces cuando un coreano llegaba para estudiar en la UPB, no sé porque, me lo daban a mi en tutoria  y fue así como poco a poco pude ir conociendo la cultura de este país y las maneras de interacturar unos con otros, llegué a ser profesora de coreanos en un hotel coreano e incluso estoy casada con un coreano.

Muchos quieren ir a Corea, otros quieren ver su artista favorito, otros quieren ser famosos, excelentes doctores, ser maestros como en mi caso… entre muchos otros sueños. La mayoría minimiza el valor de los sueños pero si alguien tiene alguno pienso que no debe dejar de luchar por él en ningún momento, visualizarlo siempre, hacer como sí ya lo fuera a tener y caminar en pro de él. Seguir la visión de este sueño sin perderla. Muchos quieren ser actores pero jamás entran a una clase de teatro o como yo, quiero adelgazar un poco pero no hago ejercicio (╥﹏╥) pero lo haré ヾ(*・ω・)ノ

Si tienen sueños hay que ser disciplinados por ese sueño y seguirlo, fácil no será y muchos dirán que estas loco o te toca luchar contigo mismo porque eres tu mayor obstáculo. No digo que sea fácil lo que digo es que no es imposible.

¡”Sueñen que soñar no cuesta nada” pero sí engrandece el alma y ayuda a poner un rumbo a la vida!



Categories: Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s